MASA SALVAJE
BREAD BOX
Nos alegra mucho llevarte a casa los panes y bollos que con tanto cariño horneamos, y que ahora acompañaran tu desayuno, lonche, o ese snack de medianoche.
Aquí encontrarás:
1 hogaza campesina
2 mini-babka
2 lazos de cardamomo
2 mini-brioche
Te contamos un poco de cada uno de ellos, y te sugerimos cómo aprovecharlos al máximo durante el día:
Harina, agua, y sal son transformados en pan rústico gracias a la naturaleza de la masa madre. La crujiente y dorada costra que protege la miga se forma gracias al abundante vapor y sólido piso de piedra en el horno.

Eres libre de experimentar como gustes, pero te sugerimos nuestras maneras favoritas de disfrutar este pan:
  • Córtalo en tajadas o rebanadas y colócalas en el tostador, sobre una sartén caliente o en el horno pre-calentado. El pan de masa madre tiene la propiedad de regenerar su estructura de almidones con el calor, volviendo a sentirse tal y como salido del horno. Utiliza esa tajada caliente como un lienzo en blanco para tus tostas favoritas.
  • Calienta el pan entero en el horno a 180 grados por 5 minutos. Con un cuchillo afilado, corta un círculo en el medio del pan y retira la miga a modo de crear un tazón que, ya habrás imaginado, irá relleno de tu crema favorita para este invierno.
Hogaza campesina
Mini babka de chocolate
Esta receta se origina entre las comunidades judías de Polonia y Ucrania, aunque estamos seguros que era muy diferente a lo que conocemos hoy como babka, ya que la suave salsa de chocolate peruano que encontrarás entre cada capa y doblez de este rollo apenas se incorpora a finales del siglo XX. Es perfecto para combinar con una taza de café o té negro.
Lazos de cardamomo
A pesar de no ser una de las especias más conocidas en el Perú, el cardamomo ha sido adoptado en lugares tan remotos como Suecia (que de todas maneras está más cerca de su original India que de Perú), donde el consumo per cápita es 18 veces más alto que el promedio mundial. ¿Cómo comen cardamomo los suecos? Pues durante el fika (hora del té sueca), con una taza de café y un par de esos lazos que encuentras aquí.
Mini brioche
Nuestra versión de esta receta francesa de la edad media, lleva el toque peruano gracias al zapallo macre (Cucurbita maxima Duch). Una especie que fácilmente alcanza los 100 kg. en condiciones ideales. Sin embargo, es nada más un 10% de puré de zapallo el que se necesita para poder encontrar ese color y textura en miga. La mantequilla usada en esta receta le ayuda a conservar suavidad, la que se expresa incluso mejor si calentamos este brioche en el horno por unos minutos.
Gracias por ser parte de Masa Salvaje y te invitamos a compartir tu experiencia en instagram mencionándonos en @masasalvajelima